¡Tenés que saberlo!

Los procesos de digitalización, los cambios en los modos de vida y en las formas de trabajar son algunos de los factores que están impulsando la proliferación de los denominados “knowmads: profesionales hiperconectados, con mucha tolerancia al cambio y con unas habilidades muy marcadas para transformar su entorno laboral y redefinir el concepto de oficina tradicional.

 

El concepto de Knowmads es un neologismo que deriva de los vocablos ingleses Know (conocer) y Nomad (nómada), y hace referencia a un perfil profesional cuyo valor añadido es el conocimiento, que servirá como respuesta a la automatización del mundo laboral.

Este término, que fue acuñado por el experto en mercado laboral John Moravec en el prólogo del libro “Knowmads” de Raquel Roca, concentra las características que ha de tener un trabajador en el contexto actual para hacer frente a los retos profesionales de futuro, convirtiéndose en un nómada del conocimiento.

Según la autora de este libro, se proyecta que para el año 2020 el 45% de los trabajadores será nómada del conocimiento, convirtiendo este perfil profesional en el mayor segmento de la fuerza laboral.

“No se trata de un perfil laboral, es una actitud que puede adoptar cualquiera y en cualquier etapa de su vida”, afirma Roca.

A diferencia de los Millennials, que pertenecen a una generación (los nacidos entre 1980 y 2000), cualquiera puede llegar a ser un Knowmad si adquiere los conocimientos necesarios y los combina con una gran cuota de flexibilidad para trabajar en distintas áreas y contextos.

¿Qué aspectos distinguen a estos profesionales?

Raquel Roca describe una serie de características de los nómadas del conocimiento bajo la denominación de “pasaporte de habilidades de un “knowmad”, ¿cuáles son?

  • Son individuos formados en muchos campos de aprendizaje, con una amplia perspectiva que les permite generar valor en diferentes contextos.
  • Han de ser principalmente innovadores, imaginativos, creativos, con flexibilidad para trabajar en distintas áreas y contextos
  • Tienen una buena actitud, son personas optimistas y llenas de energía. Se focalizan en sus objetivos con la mente clara, y suelen tolerar la frustración mejor que los demás.
  • Se esfuerzan para buscar soluciones que aporten valor, sin preocuparse por echar las culpas a alguien cuando las cosas no salen bien.
  • Aprenden rápido, son eficaces y pasionales. 
  • Observan, escuchan y piden ayuda.
  • Generan nuevos conocimientos continuamente. Un knowmad es curioso por naturaleza. Está constantemente formándose para adaptarse a los cambios del mercado y muestra buena disposición por participar en nuevos proyectos e ideas que puedan aportarle valor personal.
  • Fomentan la colaboración. Prefieren trabajar en equipos abiertos y ágiles; sin estructuras jerárquicas. Se inclina por colaborar en equipos donde pueda aportar sus ideas y opiniones. Debido a su buena actitud y optimismo, generalmente sirve de nexo de unión en los equipos.  
  • Utilizan la información abierta y libremente. Suelen aprovechar a la perfección las ventajas de Internet para obtener conocimiento y contactos. 

La integración de los knowmads va a ser un factor decisivo para la innovación y la adaptabilidad de las empresas, en la medida que su competitividad en el mercado será mayor si cuentan con los “trabajadores del futuro”.

“No es moda pasajera porque va a ser el tipo de profesional que más crezca y se desarrolle en el futuro cercano, básicamente porque es el que reúne todas las condiciones para trabajar con las exigencias que piden los nuevos tiempos, y que por lo tanto también será el que requieran las empresas”, dice Raquel Roca.

En este sentido, el desafío se enmarca en la reestructuración de las oficinas tradicionales, por medio de un proceso de gestión del cambio y una apuesta al desarrollo de una estructura flexible, con liderazgos participativos, y gran capacidad comunicativa.

 


Ingresa aquí tu cv