¡Tenés que saberlo!

Si de felicidad se trata…¡Llegaron las vacaciones!

Comienza un nuevo año y con él, el período predilecto para las vacaciones del Capital Humano. Siendo un derecho ganado por el trabajador, las vacaciones constituyen una importante inyección de energía que beneficia la salud física, mental y emocional de las personas.

Sobre este aspecto, la Fundación Iberoamericana de Seguridad y Salud Ocupacional (FISO) en un artículo emitido recientemente y en base a estudios realizados por prestigiosas universidades y psicólogos1, indicó que el período vacacional de los trabajadores no constituye un beneficio únicamente para las personas sino también para las organizaciones, mejorando la productividad y el clima laboral dentro de ellas, al incrementarse la satisfacción laboral de sus colaboradores. Tal es así que, luego del descanso correspondiente, las personas retornan a sus labores provistas de mayor energía, lo cual incrementa su concentración, creatividad y motivación, reflejándose en niveles más elevados de rendimiento. Dichos factores contribuyen asimismo, a la disminución de la rotación de personal y por ende, a la promoción de la estabilidad laboral. Siendo un factor de equilibrio entre la vida personal y laboral, las organizaciones deben fomentar la toma de vacaciones de su Capital Humano para el bienestar del mismo.

Pero… ¿y la empresa?

Pocas son las organizaciones que frecuentemente cierran sus puertas al unísono que su personal toma sus vacaciones. Por el contrario, el período de vacaciones constituye un momento importante de gestión donde los encargados de la organización y principalmente del área de Recursos Humanos, deben poner todo de sí para que la misma siga en funcionamiento.

Por lo que, la elección del modelo de otorgamiento de días así como la preparación de los trabajadores presentes y la adecuada planificación que permita que todo el Capital Humano conozca los procedimientos internos para solventarlos, suelen ser momentos relevantes para que la organización mantenga su accionar.

Una correcta gestión del conocimiento le permitirá a la organización, generar los canales de comunicación adecuados para que la información no se centralice en pocas personas, sino que el conocimiento sea compartido, lo cual permitirá dar respuestas por ejemplo, en momentos de ausencia de personal.

Cuando las vacaciones se nos van de las manos

Más allá de los numerosos beneficios que supone el goce de vacaciones para los trabajadores, el retorno de las mismas requiere de una nueva adaptación a las tareas cotidianas. Entendido como la afección contraída por algunos trabajadores al retornar a sus actividades laborales, el Síndrome Postvacacional (SPV) suele manifestarse mediante el estrés, el cansancio o el mal humor. Si bien puede ser producto de la finalización de las vacaciones, este aspecto no hace más que sumarse a uno de trasfondo más grande: la falta de motivación y de compromiso laboral. Es por esta razón que las organizaciones y sus líderes, juegan aquí un papel relevante.

Gestionar la motivación de los trabajadores a lo largo de todo el año, constituye una herramienta esencial para obtener su compromiso, redituando además en el incremento de su productividad y en la disminución de los niveles de SPV. Asimismo, el adecuado clima organizacional así como la transparencia de la información y la comunicación fluida, son factores que contribuyen a dicha disminución. Para ello, capacitarlo e involucrarlo en los procesos productivos así como en la toma de decisiones, puede hacer la diferencia, ya que las personas menos comprometidas son las más propensas a adquirir dicho síndrome.

En una entrevista brindada para Comercio y Justicia.info2,  Andrés Quesada -Coordinador de Recursos Humanos del Centro de Formación Profesional (CFP) de Córdoba, Argentina- adujo que el SPV también se ve reflejado en la rotación de personal y el ausentismo, al indicar que la misma se ve incrementada en los meses de marzo y mayo, producto de la afección. Dicho dato reafirma lo antes mencionado, alertando la importancia de contar con el compromiso y la motivación del Capital Humano, para minimizar los daños del síndrome e incrementar el bienestar de los trabajadores. 

1 - http://www.fiso-web.org/imagenes/publicaciones/archivos/3894.pdf

2- http://comercioyjusticia.info/

 


Ingresa aquí tu cv