Gestión de la comunicación interna: Una herramienta estratégica para el desarrollo de las personas y las organizaciones.

Alinear la estrategia de la organización con los objetivos de los trabajadores, ha sido y es una de las principales dificultades por las que atraviesan las mismas en la actualidad.

Entendida como la comunicación dirigida hacia los colaboradores internos de la organización, la comunicación interna ha llegado para acortar la brecha existente entre ambas partes, siendo esta una de sus principales funciones. Pero no la única. Concebida como instrumento de equidad organizacional y/o herramienta de cohesión grupal, una correcta gestión de la comunicación interna potencia el sentido de pertenencia de los trabajadores para con la organización y eleva su nivel de motivación, lo cual repercute de manera positiva en los resultados de la misma.

Como consecuencia de una buena gestión de la comunicación, cada trabajador incrementa sus niveles de productividad, afianzando las relaciones de trabajo entre todos, fomentando así climas organizacionales saludables. En definitiva, se trata de desarrollar eficaces estrategias de gestión interna, ante la gran necesidad de las organizaciones modernas de retener su talento.

Caminos para lograrlo

Crear una sólida estrategia de comunicación constituye una de los primeros pasos para desarrollar una gestión acorde a las necesidades organizacionales, pero para ello, primero hay que detectarlas, por lo que el diagnóstico previo es fundamental. En él se visualizan problemas y posibles crisis, detectando así oportunidades de mejora, para posteriormente desarrollar un plan de acción acorde a ellas y definir los canales con los cuales valernos para llevarlo a cabo.

Herramientas tradicionales tales como el manual del empleado o bienvenida, boletines institucionales, carteleras, buzón de sugerencias, reuniones de información, jornadas de intercambio, etc, son aún medios eficientes para canalizar las informaciones destinadas a los clientes internos de las organizaciones. Sin embargo, las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC’S) han introducido nuevas herramientas aplicables a la gestión de la comunicación interna. Uno de los recursos más utilizados por ellas es la creación de Intranets corporativas. Utilizadas correctamente y haciendo participe a todos los integrantes de la organización, la Intranet constituye un medio para la difusión de novedades así como para la definición de procedimientos, permite vehiculizar acciones de apoyo emocional, una más ágil toma de decisiones, así como constituye un medio de cooperación y retroalimentación, potenciando fundamentalmente la gestión del conocimiento, al hacerlo compartido.

En tiempos donde el trabajo no siempre se realiza desde un mismo espacio físico, la tecnología aporta herramientas tendientes a unir pese a las distancias, y la gestión de la comunicación no escapa a ello. Es por eso que herramientas como las Videoconferencias, el empleo del correo electrónico o la creación de redes sociales corporativas, son también medios válidos y modernos para la difusión e intercambio de información a la interna de las organizaciones.

Promover ámbitos de participación e integración donde todos los colaboradores se sientan parte de la organización, fomenta la comunicación bidireccional.  Permitir que los integrantes de una organización se expresen, independientemente de sus posición jerárquica, constituye una política de comunicación tendiente a potenciar la autoestima del trabajador, siendo que la interacción constante entre los trabajadores y la alta dirección, es una importante herramienta motivacional para gestionar el compromiso de los colaboradores, quienes comienzan a sentirse parte  importante de la organización, la cual le brinda espacios de participación. Asimismo, una correcta gestión de la comunicación interna fortalece la imagen externa de la organización, al transmitirse el bienestar del Capital Humano que la conforma, hacia afuera de la misma.

Estrategias basadas en la transparencia de la información y el conocimiento de las acciones que realiza la organización, así como de sus logros, son herramientas claves para hacer frente a posibles instancias de crisis y estar preparados para el cambio.

¿Quién se encarga de la comunicación interna?

Muy a menudo se cree que la gestión de la comunicación interna debe estar a cargo de la dirección o del área de Recursos Humanos pero con el paso de los años y destacando su importancia, las organizaciones a nivel mundial han comenzado a instaurar en su interior, áreas específicas de comunicación con profesionales a cargo de ella.

Uno de los aspectos destacados por la investigación realizada en Chile en año 2013 por la Consultora Internal, es la creciente importancia que ha tenido el área de comunicación interna en las organizaciones en los últimos años, aspecto no tenido en cuenta en años anteriores, siendo que el 81,7% de las personas consultadas indicó que dentro de su organización existe un área específica para dicha tarea.

De la mano del trabajo realizado por los encargados de la gestión de Capital Humano, la gestión de la comunicación interna comienza a concebirse como una importante área dentro de las organizaciones, por parte de quienes comprenden que, en tiempos de cambios y alta competitividad, retener el talento de las personas que la conforman, es fundamental para el éxito del negocio.