¡Tenés que saberlo!

Formación continua: La ventaja competitiva de las organizaciones

Retomando lo dicho en anteriores ediciones de nuestra newsletter, la capacitación de los trabajadores representa la verdadera ventaja competitiva de las organizaciones modernas.

 

 

Un estudio reciente desarrollado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), denominado “Cinco hechos sobre la capacitación en firma en América Latina y El Caribe”, en base a la encuesta sobre “Productividad y Formación de Recursos Humanos en Establecimientos (EPFE)” y la Encuesta a Establecimientos del Banco Mundial, reivindica la formación continua como  herramienta para mejorar la productividad en las organizaciones de la región, que si bien han tenido un crecimiento importante en las últimas décadas; tal como lo indica el estudio; sigue siendo inferior al crecimiento de territorios del primer mundo.

Sabido ya que las competencias de los trabajadores conforman el principal valor de las organizaciones, prepararlos para superar los retos que la innovación tecnológica supone; es vital para la mejora de los estándares de productividad de las organizaciones así como garantizar la competitiva de las mismas en el mercado.

Al mismo tiempo que las empresas mejoran la calidad de su producto/ servicio e incrementa los niveles de producción, al interior de las organizaciones se genera un clima laboral de cordialidad y compromiso, dado que uno de los principales motivadores que los colaboradores aprecian, se encuentra en la posibilidad que las organizaciones brindan para su desarrollo profesional, siendo la capacitación un aspecto muy valorado por ellos.Como resultado, el estudio devela cinco máximas sobre la capacitación en las organizaciones:

  • -      La formación de los colaboradores, incrementa la productividad de las organizaciones manufactureras más grandes.
  • -       Al menos una cuarta parte de las organizaciones formales brinda capacitación a sus colaboradores.
  • -       La capacitación se encuentra orientada principalmente a los trabajadores más calificados y en habilidades específicas al oficio.
  • -       El porcentaje de organizaciones que utiliza fondos públicos para la capacitación es bajo, en especial en el caso de las empresas pequeñas.
  • -       La innovación tecnológica y la demanda de personal calificado juegan un rol fundamental en las decisiones de capacitación de las empresas.

El estudio destaca que:

“Sólo 19% de las firmas dice usar algún tipo de apoyo público para sus actividades de capacitación y esta proporción es aún menor (13%) en el caso de las firmas más pequeñas. Además, muy pocas firmas utilizan recursos públicos para financiar, al menos parcialmente, la capacitación. Incluso en Uruguay, donde existen descuentos tributarios para la capacitación, sólo 7% de las firmas dice usar recursos públicos para financiar la formación. También se observa que la proporción de firmas que proveen capacitación a través de proveedores públicos es baja, incluso en el caso de las firmas más pequeñas. Estos resultados sugieren revisar tanto la cobertura como la pertinencia de las políticas de formación en la región, revisar tanto la cobertura como la pertinencia de las políticas de capacitación en la región.”

Para el año 2010, nuestro país se encontraba en el 21 lugar de la escala de países  que más invierten en capacitación con un 32,3, escala liderada por El Salvador, seguido por Argentina, Perú y Colombia.  Asimismo, con un 11% de respuestas afirmativas, Uruguay ocupa el séptimo lugar con respecto al porcentaje de organizaciones que utilizan apoyo público para el financiamiento de sus capacitaciones. Dicha escala es liderada por Chile, seguida de Ecuador, Colombia y Panamá siendo las grandes organizaciones quienes más utilizan estos instrumentos, por encima de las pequeñas  y medianas empresas que lo hacen en menor medida.

En todos los países consultados, la utilización de recursos externos privados para la financiación de capacitaciones, es superior a la de recursos externos privados. En el caso de nuestro país, el 32% de las organizaciones utiliza instrumentos públicos.

En Uruguay, el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (INEFOP) se propone  entre unos de sus tantos cometidos, promover la capacitación continua de trabajadores, jóvenes, mujeres así comode pequeños empresarios y emprendedores paras fomentar su empleabilidad; contando para ello con diferentes instrumentos. Conocer cuáles son así como las diferentes modalidades de implementación, es fundamental para aquellas organizaciones que, conscientes de la importancia que representa su Capital Humano para el éxito de sus organizaciones, se preocupan por su formación.

En HUMAN PHI, como entidad de capacitación (ECA) contamos con el aval de INEFOP para brindar instancias de asesoramiento y capacitación dentro de las organizaciones, contando con el apoyo de sus subsidios; y de profesionales especialistas en las diferentes áreas para brindar capacitaciones de calidad.

¡INEFOP te apoya, HUMAN PHI te capacita!


Ingresa aquí tu cv