Cuando la rutina enferma

Como hemos mencionado en anteriores ediciones, combatir la rotación de personal constituye uno de los principales retos que deben afrontar los encargados de gestionar el talento dentro de las organizaciones. Siendo una característica predominante en las generaciones más jóvenes, la búsqueda de desafíos constantes es una de sus causas.

En contraposición al síndrome de burnout, ocasionado por la sobrecarga de trabajo, el síndrome boreout surge cuando el estrés es ocasionado por el aburrimiento. Pues bien, en muchas oportunidades quienes deciden dejar la organización, no lo hacen por buscar mejores condiciones salariales o por la sobrecarga de tareas, sino por el contrario, existen quienes deciden alejarse para encontrar nuevos desafíos profesionales, considerando haber llegado “al techo” en su empleo actual. Por eso podemos concluir que, el aburrimiento o la rutina, también son causantes de la insatisfacción laboral de las personas.

La falta de incentivos laborales, de reconocimiento o simplemente el realizar siempre la misma tarea, sin otorgarle la posibilidad al trabajador de encaminar nuevos proyectos, desencadena en la monotonía, causa principal del síndrome boreout.

En el libro “El nuevo síndrome laboral Boreout”, los autores Philippe Rothlin y Peter R. Werder indican 3 características de este síndrome:1

"Infraexigencia, con tareas repetitivas y monótonas. Realizar tareas sin sentido. Da la sensación de poder rendir o no estar dando todo lo que uno puede dar. Sensación de estar desaprovechado.

Aburrimiento, definido como un estado anímico de apatía, duda.

Desinterés, por falta de identificación con el trabajo"

Al igual que el estrés y el mobbing, el síndrome boreout se encuentra catalogado como “enfermedad profesional”, dentro de la su categoría de “Riesgos derivados de la Carga y Organización del Trabajo”. Como toda enfermedad profesional, tiene consecuencias a nivel físico y emocional en las personas y en quienes las rodean.

Instaurar hábitos saludables de trabajo también significa reconocer el trabajo de las personas para motivarlas. Delegar nuevas responsabilidades en ellas, es una herramienta eficaz para fomentar su satisfacción. Ayudar a los colaboradores a salir de su “zona de confort” para potenciar sus competencias y desarrollar su carrera profesional dentro de la organización, constituye un desafío importante para quienes gestionan el talento y desean que los mismos permanezcan en su empresa.

1 - http://www.actualpsico.com/the-boreout-syndrome-o-el-sindrome-del-aburrimiento/