¡Tenés que saberlo!

Marzo: Mes de las Mujeres

Como bien hemos visto en ediciones anteriores de nuestra newsletter, dentro de las organizaciones conviven diferentes generaciones y con ellas, diferentes formas de pensar, hacer y sentir; pero ¿qué sucede en materia de género? ¿Existe en la actualidad, igualdad de oportunidades para hombres y mujeres?

Aprovechando la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, del próximo 8 de Marzo, fecha en la cual se reivindican sus derechos y proclama su participación en todos los ámbitos sociales, dedicamos este espacio para recordar sus logros y analizar su importancia dentro de las organizaciones.

Si bien la brecha a lo largo del tiempo se ha ido acortando, a causa también del cambio y desarrollo cultural por el cual hemos transitado, la diferencia entre géneros aún se percibe, más aún en los países menos desarrollados, diferencias que se profundizan en épocas de crisis económicas. Despojando las antiguas tradiciones, las mujeres han ido ganando terreno en el ámbito académico y laboral, lo que ha supuesto un importante desarrollo social.

De acuerdo a sus postulados, el objetivo principal de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) en materia de género es, “promover oportunidades para que mujeres y hombres obtengan un trabajo decente en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana. La visión de la OIT sobre la igualdad de género considera que se trata de un derecho humano fundamental, esencial para alcanzar el objetivo mundial de trabajo decente para todos1. Se trata entonces de promover acciones y regulaciones que beneficien tanto a hombres y mujeres.

Últimos datos en materia de género

“Panorama Laboral 2015 América Latina y el Caribe”, informe desarrollado por la Oficina Regional de OIT en dicha región, indica que si bien “se recuperó la tendencia al incremento de la participación femenina en los mercados laborales de la región, temporalmente interrumpida en 2014,la desocupación femenina se incrementó también de manera significativa, llegando a un 8,2% al tercer trimestre (en comparación con un 5,9% para los hombres). Esto significa, en términos absolutos, unas 900 mil mujeres desocupadas adicionales en toda la región2, producto también de la desaceleración de la economía en los últimos tiempos.

Dicho informe agrega que “la reducción en la tasa de desocupación general que se había registrado en la región favoreció proporcionalmente más a las mujeres. De hecho, la tasa de desocupación de las mujeres se redujo de 10,0% en 2005 a 7,3% en 2014. La información al tercer trimestre indica que la tasa de desocupación de las mujeres ha vuelto a crecer de 7,7% en 2014 a 8,2%, en 2015 aunque el ratio entre la desocupación femenina y la masculina se mantuvo constante (1,4 veces). Si se anualizan los datos y se expanden a nivel regional es posible concluir que más de la mitad de los 1,7 millones de nuevos desocupados en la región, son mujeres”3.

El poder de las mujeres

Si bien los cargos más altos dentro de las organizaciones siguen siendo ostentados por hombres, las mujeres cada día van ganando terreno dentro de este ámbito, a fuerza de trabajo y en base a sus habilidades. Su capacidad para ocupar distintos roles sociales, las hace dueñas de una fuerte personalidad y fortaleza, la cual también se ve reflejada en su rol como trabajadoras, despojando los antiguos paradigmas que las catalogaba como “el sexo débil”.

Un ensayo publicado en la web Gestiopolis4, menciona 7 habilidades que las destacan dentro del mundo empresarial: capacidad de resistencia, honradez, percepción de las probabilidades de éxito, ambición, habilidad de saber organizar e innovar, tolerancia y multifuncionalidad. Su capacidad de organización financiera, sus dotes como agentes motivadores – producto de su despertar empático y fomento de la comunicación - así como su disciplinariedad y audacia, son sólo algunos de los atributos que las identifican.

En un mundo en el que constantemente se proclama la igualdad de derechos, las organizaciones que cuentan con plantillas de trabajo diversas, tanto de género como de generaciones, son las que más rápidas se adaptan a los cambios, factor fundamental en la actualidad, al contar con colaboradores con diferentes experiencias de vida, que permiten conformar sólidos equipos e trabajo.

1 – http:/www.ilo.org/global/topics/equality-and-discrimination/gender-equality/lang--es/index.htm

2 – http:/www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---americas/---ro-lima/documents/publication/wcms_435169.pdf

3 - http:/www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---americas/---ro-lima/documents/publication/wcms_435169.pdf

4- http:/www.gestiopolis.com/importancia-de-las-habilidades-de-la-mujer-en-el-ambito-empresarial/


Ingresa aquí tu cv