¡Tenés que saberlo!

Más sobre conciliación…

Como vimos en anteriores ediciones de nuestra newsletter institucional definimos conciliación como “una estrategia que facilita la consecución de la igualdad efectiva de mujeres y hombres” la cual se dirige “a conseguir una nueva organización del sistema social y económico donde mujeres y hombres puedan hacer compatibles las diferentes facetas de su vida: el empleo, la familia, el ocio y el tiempo personal1

 

Pero qué sucede cuándo un/a colaborador/a va a ser padre o madre?  En tiempos donde los trabajadores buscan tanto el desarrollo profesional como personal dentro de las empresas para las cuales trabajan, también supone para éstas garantizar los derechos de las personas para el pleno goce de los mismos. Fomentar el desarrollo personal de las personas, no solo fomenta el sentido de pertenencia de éstas con las empresas sino que se trata de políticas eficaces de retención y es sinónimo de organizaciones más humanas. 

¿Qué dicen los organismos internacionales al respecto?

Maternity and paternity at work: Law and practice across the world” es un informe desarrollado por la Organización Mundial del Trabajo (OIT) sobre las diferentes legislaciones a nivel mundial en relación a la protección de la maternidad y la paternidad.

De acuerdo con la publicación, a nivel de maternidad, la OIT busca “preservar  la  salud  de  la  madre  y  del  recién  nacido;  habilitar  a  la  mujer  para  que  pueda  combinar satisfactoriamente su rol reproductivo y su rol productivo; prevenir el trato desigual en el trabajo debido a su rol  reproductivo;  y  promover  el  principio  de  igualdad  de  oportunidades  y  de  trato  entre  las  mujeres  y  los  hombres2 A lo largo de los años, la OIT ha desarrollado y reformulado, tres convenios sobre dicha temática, para promover los derechos de madres y padres en el ámbito laboral. El último de ellos, número  183 del año 2000, prevé no menos de 14 semanas de licencia por maternidad para las mujeres, habiendo países que van mejorando dicho derecho y como indica el informe  ninguno de los países presentes en el mismo ha disminuido ese número desde el año 1994 lo que significa un importante avance en dicha materia. Acceda aquí al convenio completo.

De acuerdo con el informe, al 2013:

Entre los 185 países y territorios estudiados:

• el 53 por ciento (98 países) cumple con la norma de la OIT de la licencia de 14 semanas como mínimo;

• 42 países cumplen o superan la licencia propuesta de 18 semanas;

• 60 países conceden una licencia de entre 12 y 13 semanas, inferior a la duración prevista en el Convenio núm. 183, pero en consonancia con los Convenios anteriores;

• Solo el 15 por ciento (27 países) concede menos de 12 semanas.”3

 

Las distintas disposiciones promovidas por la OIT no solamente prevén regulaciones en defensa del período de licencia por maternidad, sino en legislaciones para proteger el empleo de la mujer durante ese período y posterior al mismo, la obligación por parte de las empresas de preservar su lugar de trabajo, la importancia del cuidado en materia de salud y seguridad laboral durante el embarazo, la protección de los periodos necesarios de lactancia, ente otras.


Ahora bien, en un mundo donde cada vez más las mujeres ingresan a diario al mercado laboral, la presencia del padre en las tareas relacionadas al recién nacido, se han visto incrementadas con el paso del tiempo, desterrando antiguos paradigmas relacionados al trabajo doméstico de las mujeres y el trabajo formal fuera del hogar hacia los hombres. Por ello, la OIT también ha defendido los derechos de éstos, para el goce de dichas responsabilidades, haciendo énfasis en la “tendencia a una mayor participación de los padres en torno al nacimiento”4.

“La licencia de paternidad en general consiste en un periodo breve de tiempo que se concede al padre inmediatamente después del nacimiento, para atender al/a la recién nacido/a y a la madre”5.

 

Acceda aquí al resumen del informe en español y al informe completo en inglés.; material interesando para analizar y poner en práctica adecuadas políticas de gestión en materia de conciliación.

  

¿Qué sucede en nuestro país?

En Uruguay y en el ámbito laboral privado, la Ley N° 19.161 promulgada el 15 de  noviembre de 2013, prevé una licencia por maternidad de catorce semanas, mínimo establecido por la OIT como mencionamos anteriormente, contabilizando seis antes de la fecha programada de parto y las ocho siguientes al mismo.  Del mismo modo, se prevén 13 días de licencia para los padres, a partir del día del parto, período el cual se ha ido extendiendo a partir de la promulgación de dicha ley, lo cual supone un avance importante en materia de conciliación.

Asimismo, la legislación uruguaya establece, en defensa de la lactancia materna y los cuidados hacia el recién nacido, una jornada laboral de medio horario para la madre, hasta los seis meses de vida del bebé. En Uruguay es el Banco de Previsión Social (BPS) el encargado de brindar el subsidio tanto a madres y padres durante dicho momento de su vida.

 

 

¿Deseas saber más respecto a la normativa vigente?

Ingresa aquí para conocer más acerca del subsidio por maternidad y aquí por la licencia por paternidad.

Brindarle la información adecuada a los trabajadores, para el goce de sus derechos, es también un deber de las organizaciones, tarea que no sólo beneficia a los trabajadores sino que al mismo tiempo, promueve su sentido de pertenencia y compromiso con la organización, al saber que ésta también se interesa por su bienestar. 

 

Referencias:

1 - “Conciliación vida laboral, familiar y personal”, Ministerio de Igualdad España, http:/www.ib.ccoo.es/comunes/recursos/12/doc22183_Conciliacion_de_la_vida_laboral,_familiar_y_personal._.pdf

2, 3, 4, 5 - http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---dgreports/---dcomm/documents/publication/wcms_242618.pdf


Ingresa aquí tu cv