¡Tenés que saberlo!

Una apuesta a la equidad laboral

Así como en anteriores oportunidades hemos hablado de las mujeres y niños como  las poblaciones más vulnerables de nuestra sociedad en materia laboral, hoy es momento de mencionar a las personas que, con distintos tipos de discapacidad, luchan a diario por obtener un lugar donde desempeñarse laboralmente. Derribar las barreras que obstaculizan su acceso al trabajo, constituye una labor esencial para las organizaciones.

 

En Uruguay, la Ley Nº 18.651 de “Protección integral de personas con discapacidad”, promulgada el 19 de febrero del año 2010, prevé distintas regulaciones para fomentar la plena inclusión en la sociedad de las personas con discapacidad. En lo que refiere al ámbito laboral la ley prevé en su artículo Nº 49 que, “el Estado, los Gobiernos Departamentales, los entes autónomos, los servicios descentralizados y las personas de derecho público no estatales están obligados a ocupar personas con discapacidad que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo en una proporción mínima no inferior al 4% (cuatro por ciento) de sus vacantes. Las personas con discapacidad que ingresen de esta manera gozarán de las mismas obligaciones que prevé la legislación laboral aplicable a todos los funcionarios públicos, sin perjuicio de la aplicación de normas diferenciadas cuando ello sea estrictamente necesario1. Acceda aquí a la ley completa.

En el ámbito internacional, la Organización Mundial del Trabajo”, OIT; ha logrado a lo largo del tiempo, implementar distintas regulaciones para paliar los efectos que en las personas tiene, el no poder acceder a una actividad remunerada. Pero, el documento “La igualdad en el trabajo: afrontar los retos que se plantean”, de la 97ª reunión de la OIT del año 2007, el director en aquel entonces de la misma, indicaba que aún se debían aunar esfuerzos para mitigar la discriminación hacia las poblaciones más vulnerables: “Las políticas activas de mercado de trabajo constan de numerosas medidas: servicios de búsqueda de empleo, contratación y colocación; programas de formación; concesión de subvenciones a la contratación; programas de creación de empleo, y varios servicios de apoyo. Muchos países las aplican, aunque de forma diferente, y con distintos resultados. No cabe duda de que brindan oportunidades significativas para reducir las desigualdades, pero la experiencia demuestra que la participación de los miembros de los colectivos discriminados en los planes de formación y colocación en el empleo no suele dar los frutos deseados2.

De acuerdo con la publicación de la OIT: “El derecho al trabajo decente de las personas con discapacidades”, al 2007, habían “aproximadamente 470 millones de personas discapacitadas en edad de trabajar…. Muchas mujeres y hombres con discapacidades no consiguen encontrar puestos de trabajo decentes incluso tras haber completado una formación, lo que puede acarrear frustración y mermar sus aspiraciones. Desalentados ante barreras discriminatorias y prejuicios equivocados acerca de su capacidad para trabajar, muchos abandonan la búsqueda activa de un empleo y dependen de los subsidios de discapacidad, donde existen, o malviven de un trabajo de poco valor añadido en la economía informal con el apoyo que les ofrecen sus familias o la comunidad3.                                                                                                                         

En Uruguay…

El Compromiso de Accesibilidad, creado en el año 2011, es un programa social que tiene como objetivo involucrar a todos los actores, en la mejora y reacondicionamiento de los espacios compartidos, para el libre acceso de las personas con discapacidad, entre ellas el espacio físico de trabajo.

Actualmente el Parlamento uruguayo se encuentra evaluando el proyecto de ley presentado por el Pit-Cnt que busca promulgar la “Ley de empleo para personas con discapacidad”, la cual tiene como objetivo promover una mayor inclusión de las personas con discapacidad, también en el ámbito privado. El proyecto prevé implementar un “sistemas de cuotas para el ámbito privado”, lo cual se estaría sumando al ya sistema del ámbito público previsto por la ley 18.651. Accede aquí para ver el Anteproyecto de Ley, el cual se encuentra en discusión en el parlamento.
 
De acuerdo con el censo del año 2011 el “15,9% de la población tiene alguna discapacidad de acuerdo al Censo 2011. Asimismo, hay 12.000 personas con discapacidad buscando empleo4

¿Es tu organización un espacio adecuado para el acceso de personas con discapacidad? 

Referencias: 

1 - https://legislativo.parlamento.gub.uy/temporales/leytemp8137637.htm

2 – 3 - http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---dgreports/---dcomm/---publ/documents/publication/wcms_091966.pdf

4 - http://www.elpais.com.uy/informacion/proyecto-que-privados-empleen-discapacitados.html


Ingresa aquí tu cv