¡Tenés que saberlo!

Periodo de prueba:

Un reto no solo para el trabajador sino también para la empresa

Como es sabido, los clásicos contratos laborales de toda en toda organización, establecen un periodo de prueba de 90 días, tiempo este considerado el apropiado para que el nuevo colaborador pueda incorporase de forma adecuada a su nuevo rol.

 

 

Si bien en la mayoría de los casos, este período supone un reto para el colaborador, quien debe dar todo de sí para que el empleador lo considere apto para el puesto, también este tiempo supone un reto para la empresa. Sobre la base de que, más aún hoy en día donde la vorágine del mercado de trabajo hace que cada vez sea menor el tiempo en el que las personas permanecen en las organizaciones, cualquiera de las dos partes puede dar por finalizada la relación de trabajo durante ese período,  debiendo las empresas, fidelizar al nuevo colaborador para que éste decida quedarse. Instaurar el sentido de pertenencia es vital en esta etapa. 

Su primer día

Brindarle una cálida bienvenida al nuevo colaborador presentándole a su equipo de trabajo así como mostrándole las instalaciones de la empresa, es un buen comienzo para quien llega con más incertidumbres que certezas.

Definir previamente, quién será la persona encargada de realizar su inducción, es fundamental para que ésta programe su día con el nuevo integrante,

El nuevo integrante necesita comenzar a integrarse con el grupo, pero no será él quien comience a entablar una relación de empatía con sus colegas, sino que son ellos quien debe brindarles la sensación de cercanía.

Sentirse acompañado en los primeros momentos, le permitirá al nuevo colaborador conocer acerca de la cultura de la empresa así como a comenzar a identificar roles y saber a quienes acudir ante alguna dificultad.

CONSEJO: El almuerzo suele ser un momento en el cual, la mayoría de las empresas modernas no contemplan un horario fijo para él, por lo que en muchas ocasiones, las personas disfrutan solos. Acompañarlo durante ese descanso los primeros días, permitirá un acercamiento más personal con el y conocerlo más.

Estrechar vínculos de compañerismo con el nuevo integrante, ese una de las tareas que la organización debe plantearse ante su llegada.

 

Kit de bienvenida

Preparar el lugar que ocupará dentro de la oficina el nuevo colaborador, manifiesta el interés que la empresa tiene sobre él. Disponer los materiales de trabajo de manera ordenada en su espacio así como preparar un organigrama impreso de la organización identificando roles y nombres, números telefónicos y dirección de correo electrónico, ayudará a que la incorporación del colaborar se de manera más rápida.

Sin lugar a dudas, el Manual del Puesto será la herramienta más utilizada por el nuevo integrante, por lo que debe ser parte fundamental del kit.

Naturalizar la llegada del nuevo integrante, incorporándolo dese el vamos como un colaborador más dentro de la organización, permitirá que éste se sienta parte de ella desde el primer momento.

El período de prueba constituye una etapa fundamental en la vida laboral de la persona y de la organización y de él depende en muchas ocasiones, su permanencia dentro de ella.

Evaluar el desempeño del trabajador durante sus primeras semanas y meses así  como identificar sus necesidades de mejora, es una tarea que los encargados de gestionar el talento no deben descuidar, realizándole un feedback en cada etapa al nuevo integrante para que éste también evalúe de manera personal su incorporación a la empresa, tomando en cuenta también sus sugerencias. 


Ingresa aquí tu cv