¡Tenés que saberlo!

La importancia de la motivación laboral

Siendo el Capital Humano de una organización el activo más importante de la misma, conocer los motivos que le generan satisfacción es fundamental para mantenerlos comprometidos en pro del buen funcionamiento de la empresa y del negocio de ella, entendiendo la motivación como las razones que le permiten al individuo desarrollar sus tareas laborales de manera correcta y con un grado de compromiso acorde.

Mantener dicho compromiso intacto es importante también para retener al capital humano dentro de la empresa estimulando e impulsando su desarrollo siendo que, a mayor satisfacción laboral, menor es la rotación de personal dentro de una empresa y el ausentismo de ésta.

Diversas son las variables que ejercen fuerza en los trabajadores:

REMUNERACION: el estudio de las políticas salariales constituye una tarea fundamental para la Gestión del Capital Humano de acuerdo a las responsabilidades asignadas y al desempeño alcanzado por el mismo, así como su distribución correcta para optimizar dichos desempeños, siendo que la remuneración ofrecida por la labor realizada, es sin duda uno de los factores principales que condicionan la motivación del trabajador. Estimular al trabajador brindándole remuneraciones acordes es uno de las razones de mayor motivación para el mismo.

CLIMA ORGANIZACIONAL: desarrollar sus tareas en un ambiente laboral cordial constituye otro de los elementos motivacionales para los empleados, siendo que el análisis del Clima Organizacional le permitirá al empleador planificar y alinear el desempeño de sus trabajadores con los objetivos de su empresa, dado que dicho clima influye directamente en el grado de satisfacción de sus empleados.

ROL DEL JEFE: trasmitirle a sus empleados su interés por ellos, indicándoles que son valiosos para su empresa, constituye un impulso importante para mantener el compromiso inicialmente mencionado, incentivando y reconociendo las tareas desarrolladas; siendo que la búsqueda de reconocimiento y de prestigio social, son una de las fuerzas motivacionales intrínsecas en los trabajadores.

Dentro del ámbito laboral también ejercen fuerza e inciden en el grado de satisfacción del Capital Humano, otros tipos de variables, siendo alguna de ellas: - grupo de trabajo, - tipo de liderazgo, - nivel profesional de los trabajadores y sus compañeros, - competencias personales y - tareas del cargo. Variables de carácter personal también pueden constituir fuentes de desmotivación como los son la edad, el género y el nivel de educación de los trabajadores, así como la falta de igualdad en el ámbito laboral. La pérdida o ausencia de motivación pueden generar en el trabajador, tanto a nivel personal como profesional; angustia, insatisfacción, pérdida de entusiasmo y de disposición, lo que en ocasiones puede acarrear disminución en su productividad, desorganización en la empresa yendo en detrimento de los objetivos estratégicos de ésta.

Fomentar el progreso de sus trabajadores, estimular el desarrollo de sus competencias, potenciar sus habilidades así como brindarles la posibilidad de crecer junto con la empresa, es una de las metas que debe alcanzar la dirigencia de ésta, dado que el rendimiento de su Capital Humano reditúa en el éxito de su negocio por lo que invertir en acciones destinadas al perfeccionamiento del mismo, le permitirá a la empresa cumplir con sus objetivos.


Ingresa aquí tu cv