Día Nacional de la Seguridad e Higiene en el Trabajo

Como cada año, el 18 de Noviembre se conmemora en Uruguay, el “Día Nacional de la Seguridad e Higiene en el Trabajo”,  designación otorgada por el Poder Ejecutivo en reconocimiento a la labor realizada por la Asociación Uruguaya de Seguridad para la Prevención de Accidentes (AUSPA), asociación civil sin fines de lucro fundada el año 1946 y con personería jurídica desde el 18 de Noviembre de 1948, quien supo ser miembro de la Asociación Latinoamericana de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Alaseht) y referente a nivel latinoamericano.

Con AUSPA ya disuelta, la conmemoración pretende reivindicar el valor del Capital Humano dentro de las organizaciones, promoviendo las mejores prácticas para preservar la salud física y psicosocial del mismo durante el desempeño de su labor,  siendo la concientización la mejor y primer herramienta de prevención.

Es por ello que implementar acciones de mejora con el previo diagnóstico que permita evaluar  los posibles focos de riesgo dentro de las empresas, es fundamental para cumplir con dicho objetivo, contando para ello con el aval y guía de las normativas vigentes, tanto nacionales como internacionales.

Para ello Uruguay cuenta con aproximadamente 1.100 técnicos prevencionistas; formación que se encuentra en continuo crecimiento; abocados a la tarea de salvaguardar la salud en materia de higiene y seguridad, de las personas dentro de las organizaciones; justificando su presencia en todas las ramas de la actividad. Siendo que los riesgos a los que éstas se exponen, van más allá del físico, cobra vital importancia el Clima Organizacional, pasible también de constituir un factor de riesgo que conduzca a la generación de enfermedades profesionales o psicosociales. Tal es así que, estudios realizados recientemente confirman que en Uruguay, la cuarta parte de la clase trabajadora se ve afectada por el estrés, seguido por la depresión, que afecta a un 9.3% de ella y el insomnio a un 10.2%. Los números corroboran que si las organizaciones poseen un clima organizacional favorable, la calidad de vida de su Capital Humano aumenta, reduciendo los accidentes.

Desde HUMAN PHI saludamos a todos los profesionales abocados a la ardua tarea de promover y proteger el bienestar y la salud del Capital Humano dentro de las organizaciones.